¿Cómo generar en el año un cambio exitoso?

Cuál es la estrategia para el cambio ¿Dejarlo, adaptarse o generarlo?

Vivir varios procesos de cambio en mi vida personales y profesionales, asimismo, constantemente leer y ver las transformaciones en nuestra sociedad y en el mundo en general (e.g. tecnológicos, económicos, políticos, entre otros), me lleva a comprender y definir cuál es la estrategia para gestionar esa realidad tan evidente: ¿Dejar que el mundo me cambie?, ¿adaptarme a los procesos de cambio? o ¿generar yo el cambio?.

La forma de gestionar el cambio es crearlo y dirigirlo. Para ello la principal transformación es pasar del papel de víctima (aquel que responsabiliza a otros, al ambiente, o a factores externos por sus resultados), al papel del líder (aquel que se responsabiliza y toma control de sus elecciones de vida, trabajo y su rol en la sociedad).

Hay cinco elementos que considero importantes para crear y dirigir el cambio:

  • Conciencia: Conocer antes que nada de qué cambio estamos hablando. Estando en la puerta de inicio de un nuevo año es imprescindible que el mayor cambio es a nivel personal y confiar en que tenemos el potencial para pasar de un estado actual a un estado futuro.
  • Construir y alinear el cambio: Para ello es necesario proyectarlo, construir una visión, es decir, traer una imagen del futuro al presente que habilite ver la perspectiva actual y el estado deseado. La forma de alinear esa visión y el cambio es a través de objetivos y razones que los fundamenten.
  • Ser el cambio que queremos ver: Predicar con el ejemplo (en algún momento escuché esta frase y me encantó “walk the talk”). Aquí es donde brilla nuestro potencial porque el que sabe hacia dónde va, consigue cómo dirigir sus esfuerzos, inteligencia e imaginación y dar los pasos necesarios hacia lo que anhela, pudiendo ver las oportunidades a pesar de las inclemencias y obstáculos que se presenten.
  • Proactividad: Es el hábito que permite tomar siempre la iniciativa y considero que es la forma anticipada de ser y estar en el mundo que aumenta las probabilidades de éxito.
  • Liderazgo: La única responsabilidad que tenemos en la vida, es la de asumir la responsabilidad de nuestras elecciones. Ya sea en lo personal o en lo grupal el liderazgo es inspirar a encontrar el camino que libere todo el potencial latente y disponible que permita llegar a lugares que antes eran inimaginables.

Cómo gestionas el cambio: ¿Dejas que el mundo te cambie, te adaptas a los procesos de cambio o generas tú el cambio?

Saludos y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto

Henry Ford