El lado positivo de la escucha – ElPropósito

Los beneficios de la escucha y el poder del silencio

Photo by Jason Rosewell on Unsplash

Una de las grandes capacidades (incluso hasta un tipo especial de poder) que tenemos los seres humanos es el de la escucha. Sin embargo, una gran barrera con la que constantemente nos topamos es la del silencio y no saber qué hacer con él; ante la ausencia de sonido emerge una incomodidad muy particular en nuestras latitudes. Dicha experiencia suele venir acompañada de una constante conversación que a veces puede traer soluciones dependiendo cómo se le trate otras veces es simplemente más de lo mismo. Qué hace que esa incomodidad del silencio sea una gran herramienta?

En mi corta experiencia profesional y personal he visto cómo muchos espacios “tienen” que ser llenados por palabras. El jefe que responde “no sé” ante una pregunta se siente y se ve puesto en una incomodidad, sin embargo, el líder que confía en sí mismo ante una respuesta de esa naturaleza sabe que de la vulnerabilidad vienen respuestas únicas.

El silencio es el lado positivo de la escucha. La escucha con concentración, contiene el ingrediente del silencio que permite extraer el máximo de las palabras, sin embargo, para lograrlo conlleva una pizca de coraje, valentía y empatía para tratar de comprender el contexto de la otra persona (o personas); especialmente cuando se teme llegar al punto del silencio donde no haya nada más que decir.

Sabiendo que la comunicación es una necesidad natural de los seres vivos, los humanos contamos con muchas herramientas en nuestro ADN que catapultan aún más el tipo y la calidad de relaciones que anhelamos tener una de ellas es la comprensión de la palabra comunicación. Lograr encontrar el equilibrio entre la palabra, el silencio y la escucha activa es una estrategia de éxito que sin lugar a dudas aumenta las probabilidades de tener una mejor comunicación, inclusive hasta con uno mismo.

Cómo encontrar el punto donde se balancean tanto lo que queremos decir (nuestra necesidad de comunicarnos) como aquella cantidad de palabras que queremos escuchar (la necesidad de los demás de comunicarse con nosotros)? Pienso que mucho de ello depende del propósito de la relación y los objetivos que deseamos alcanzar. La calidad de una relación está directamente relacionada a la capacidad de escucha que se tiene en ambas vías; cuando ese equilibrio se ve afectado la relación o el sistema que se genera entre ambos, está expuesto a desaparecer.

Las piedras más preciosas de este universo nos las brindan todos los días aquellas personas que con mucha paciencia, autenticidad y empatía nos escuchan. Qué tanto escuchas a los demás? Qué tanto confías o estás dispuesto a confiar en el silencio? Cómo sería si un día entero lo dedicaras únicamente a escuchar a los demás y a tratar de comprender lo que te quieren decir?. Una de las grandes mejoras que se podemos lograr mañana mismo es a través del tipo de comunicación que damos y nos dan, especialmente el identificar y/o ser conscientes del poder que hay detrás de simplemente escuchar.

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: The brain-changing benefits of exercise. Gran video sobre los beneficios del ejercicio; fascinante la charla y vale la pena verla. Es de esos pocos videos que si uno ya tiene claro los beneficios del ejercicio, éste viene a terminar de comprobarlo.
  • Qué estuve Escuchando: How to Use Your Phone… So That It Doesn’t Use You. Admiro a Tim Ferris, simplemente ha sido un gran maestro en muchas de sus tantas estrategias que ha descubierto y generalmente pone a disposición del público. Una que hace varios años aprendí de él fue sobre los beneficios de poner el teléfono en blanco y negro; sin embargo, este video si lleva el teléfono a otro nivel.
  • Qué estuve Leyendo: Beyond Order: 12 more rules for life. Es posible que este libro me lleve varios meses en leerlo, asimismo, es una gran obra de la cual me siento fascinado poder tener entre mis manos.
  • Qué estuve Aprendiendo: 10 Min Workout. Este es un maravilloso recurso (de los tantos que hay en internet) para hacer abdominales. 10 minutos matadores pero extremadamente satisfactorios vale la pena invertirlos y muy relacionado con la parte de la V de esta VELA.

P.D. Dedico este post a la memoria del papá de mi gran amigo y mi instructor de aviación, capitán Federico Kopp (Fredy). Que Dios reciba en su gloria a tu papá y desde las alturas nos cuide siempre las alas y corrija el rumbo cuando sea necesario. Fuerte abrazo para vos y para toda tu familia mi querido Fredy. Gracias por escucharme tantas horas siempre que volamos.

Soft Skills vs Hard Skills

Qué tan Soft es lo Soft y qué tan Hard es lo Hard

Image by Gerd Altmann from Pixabay 

En un gran almuerzo con mi círculo más cercano de amigos conversábamos sobre varios temas con mucha intensidad, profundidad, reflexión y carcajadas (como normalmente sucede). Una de las tantas preguntas que surgió fue más o menos así: “Qué tan soft es lo soft y qué tan hard es lo hard” en referencia a las habilidades blandas y duras que un líder debe tener y cultivar constantemente.

Generalmente “Hard Skills” o habilidades duras, se refiere a las habilidades técnicas de una profesión y las habilidades blandas o “Soft Skills” a aquellas habilidades menos tangibles pero que también tienen una relación e impacto (hoy más que nunca) en un líder. Nuevamente, no es un tema de ó es una ó es la otra como escribí en un post anterior, se trata de que ambas se complementen y equilibren.

Según la RAE la definición de duro es: “Que se resiste a ser labrado, rayado, comprimido o desfigurado, que no se presta a recibir nueva forma o lo dificulta mucho”; en contraste con blando que lo define como “suave, benigno, apacible”. Según HBR habilidades duras son aquellas de tipo agresividad, seguimiento y velocidad y las blandas de tipo creatividad, habilidades de escucha y habilidades de equipo.

Es muy clara la tendencia a enfocarse más en un tipo de habilidades que en otras. Por ejemplo, hay una tendencia natural a ponderar más el talento de una persona que su capacidad de persistencia para alcanzar un objetivo. El poder del equilibrio entre lo hard y los soft es exceder el resultado. Por lo tanto, si alguien es muy talentoso y de forma natural se le da una de las dos clasificaciones, qué necesita para cultivar la otra parte?.

La reflexión entre uso de la palabra soft y hard para el contenido de ambas clasificaciones va más allá del llegar a dominarlas, es poder ser conscientes de su complementariedad, el uso dependiendo las circunstancias y del aprendizaje y desarrollo constante de ambas. Por ejemplo, qué tan soft o blando puede ser: Aprender a escuchar activamente a otra persona, ser empático, comunicarse asertivamente, estar presente en una conversación, etc.

Por el contrario, habiendo estudiado un MBA, años después reflexiono, qué tan hard puede ser: (e.g.) aprender a hacer un análisis financiero, una planificación financiera, un análisis estratégico, los principios de contabilidad, etc. Aclaro que estoy a favor de encontrar un equilibrio entre ambos temas pero sobre todo a reflexionar sobre el concepto de “hard” y “soft”.

Finalmente, creo y considero que ambas clasificaciones tienen un punto común: El propósito del objetivo y el uso de las habilidades en función del logro de ese objetivo. Mientras se hace aquello que tiene un propósito las dos clasificaciones desaparecen. Una persona enfocada en la tarea, en su objetivo, en su visión y con una razón muy profunda del para qué lo está haciendo encontrará y desarrollará todas aquellas habilidades que le permitan alcanzar y superar sus anhelos. En el camino descubrirá que las dos son igual de importantes y que de la mano de ambas, garantizará siempre el largo plazo de todo lo que se proponga.

Feliz semana y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D.: Algunos recursos para profundizar más en el tema: