loader image

Qué tan tarde es para empezar – ElPropósito3 min read

Las claves para dar el o los primeros pasos

Photo by Nathan Dumlao on Unsplash

Atreverse es y ha sido uno de los pilares fundamentales de la humanidad para evolucionar, muchas veces para adaptarse al cambio otro tanto para cambiar el estatus quo. Antes de atrevernos a algo seguramente precederá un temor, una angustia, inclusive hasta ansiedad, sin embargo, hay un tipo de decisión que viene tras la curiosidad, nace en el instinto natural de la exploración y de querer saber qué hay más allá de lo que tenemos en nuestras manos.

El primer paso es fundamental para inspirar tanto a las decisiones posteriores como para percibir la sensación de avance. Avanzar no significa lograr siempre lo que queremos, también significa fracasos, intentos fallidos y hasta lágrimas de frustración; la presión a la que nos podemos exponer por y para aquello que nos hemos propuesto desde lo más profundo de nuestro ser, está directamente relacionada al éxito que podemos cosechar. Por lo tanto, qué tanta presión podemos soportar y de qué depende que estemos dispuestos a soportarla?

En la misma línea de pensamiento anterior, también las personas que nos rodean y el ambiente en el que nos desenvolvemos juegan un rol fundamental para aumentar las probabilidades de éxito en cualquier decisión que emprendamos. La calidad de las relaciones y el tipo de ayuda o palabras que percibamos en los primeros momentos del primer paso marcan y marcarán para siempre la trayectoria de nuestros pensamientos; lo que mas anhela una persona o un equipo cuando emprende es sentirse seguros y muchas veces esa seguridad puede venir de una palabra externa que aliente (o desaliente) y anime a seguir para adelante.

El “timing” para una decisión (que es lo que me inspiró a escribir este post) también es un aliado. En mi corta experiencia he llegado a la conclusión que sin importar la edad NUNCA es tarde para empezar, sin embargo, a lo que siempre llegamos tarde (conscientemente) es a dar el primer gran paso; el paso 0 es la idea, es el querer, es el queremos, el paso 1 es organizar las ideas de tal manera que aunque el mapa esté medio borroso y la ruta no esté del todo clara, mientras la visión y el propósito estén claros lo que falta entonces es el coraje de atreverse.

La decisión más tardía es la que nunca se toma, la que se queda en papel o en el mundo de las ideas. Aún en el último momento de la vida, vale más el coraje de haberse atrevido a probar e intentar, a aquel intento que nunca se dio. Finalmente, una decisión alineada a un propósito lleva intrínsecamente el impulso de energía único que siempre necesitamos traducir en acción, por lo tanto nunca se está tarde para conocer nuestro propósito y nunca se está tarde para saber qué decisiones debemos tomar para vivir en sintonía a nuestro propósito.

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

Author: Rodrigo Baccaro

1 Comment

Join the discussion and tell us your opinion.

Andrés Realpereply
23 de mayo de 2021 at 19:19

Gracias Rodrigo ! Me quedo con la frase “La decisión más tardía es la que nunca se toma”. No encontré el Vela de la semana , pero de resto muy buena reflexión!

Saludos.

Reply to Andrés Realpe Cancelar la respuesta