Fuerza de Voluntad: La energía que nos mueve

¿Cómo se obtiene la energía para alcanzar lo que queremos?

El fin de un año es un momento en el que mido resultados y a la vez me trazo nuevas metas. Es la oportunidad para reflexionar sobre los anhelos que fueron plasmados en objetivos que me propuse y los resultados alcanzados. 2018 fue un año de retos y pruebas extremas en mi vida, una cualidad que siempre estuvo presente en la adversidad y la felicidad fue la Fuerza de Voluntad.

Fuerza de Voluntad (en inglés “willpower”) siempre ha sido una frase/palabra que me ha gustado. Considero que es ese detonante potencial que habita tanto en la mente como en el corazón y cada vez que lo necesitamos se activa instintivamente, produciendo la energía que nos mueve y permite hacer las cosas sin pensarlas dos veces. Por lo tanto, es uno de los tantos factores importantes que influyen en la consecución de objetivos a lo largo de 365 días.

En el post Sobre el Propósito de lo que hacemos escribí sobre la importancia de contar con recursos poderosos (e.g. valores) que nos ayuden a dar significado a nuestras elecciones. Tener un Propósito es contar con una brújula para saber cuál es el camino. La Pasión y la Fuerza de Voluntad son la energía constante para encontrar las formas de librar los obstáculos en ese camino.

Aún en los momentos más duros y difíciles del año, aquello que nos mantiene motivados, enfocados y con energía constante, es la pasión por lo que hacemos y anhelamos. Por lo tanto, el ciclo Pasión, Propósito, Objetivos es algo que te invito a reflexionar antes de terminar el año y proponerte nuevos objetivos duros y altos de manera que lleven intrínsecamente toda la energía necesaria para alcanzar el éxito.

¿Cómo te propones objetivos que incrementen tu motivación, te ayuden a mantener la Fuerza de Voluntad y te lleven a mejorar tu rendimiento?

Feliz Año Nuevo y que el 2019 sea el mejor año de tu vida.

Fuerte abrazo,

Rodrigo

P.D. Libro recomendado (gratuito y disponible en el link): The Habit of Ferocity de Steven Kotler (uno de mis autores favoritos), es una excelente lectura para empezar 2019 con toda la energía.

¿Qué hay después de las creencias limitantes?

¿Cuál es el poder de las creencias?, cómo abordarlas y liberar todo nuestro potencial.

“Consultarle” a mi pasado sobre el éxito de mi futuro era una práctica común para mí y normalmente la respuesta era “no vas a poder”. Sin embargo, “buscar” momentos en mi pasado donde he tenido los mayores éxitos cambia por completo la perspectiva y me hace sentir inspirado y poder pensar “sí voy a poder”. Según la RAE “una creencia es una idea o pensamiento que se asume como verdadero”.

El poder que le damos a una creencia limita nuestro potencial. A potencial me refiero a la capacidad que tenemos (todos) para lograr lo que queremos o deseamos. En mi experiencia esa liberación se ve también limitada a poder pensar con claridad y tranquilidad, especialmente por la incertidumbre y la velocidad en la cual vivimos.

Por lo tanto, ¿qué hacer para poder ser consciente de esas creencias que nos limitan y poder liberar nuestro potencial? 

  • Entrenar la mente: Meditar permite ser y estar conscientes de nuestro presente y no de lo que ya pasó o lo que no ha sucedido. El resultado es poder pensar con tranquilidad y claridad para la toma de decisiones, salir de la procastinación, calmar la ansiedad, el estrés y el desánimo y sobre todo, accionar.
  • Visión, Misión y Valores: Este conjunto lo defino como la brújula y/o propósito que todos llevamos dentro. Nos perfeccionan como seres humanos y son la fuente de determinación y de fuerza de voluntad para hacer lo que tenemos que hacer y poder llegar a donde queremos llegar.
  • Prioridades: El enfoque en lo realmente importante permite estar alineados con el propósito y poder navegar en la incertidumbre y la velocidad en la cual vivimos. Asimismo, permite destinar nuestros recursos a aquellas actividades que nos llevan a alcanzar los resultados deseados y sobre todo, a maximizar nuestro bienestar.

Comparto estas herramientas que me han servido para salir de muchas creencias limitantes:

  • Libro: Ideas y Creencias. Del filosófo José Ortega y Gasset. Un libro para comprender el dilema entre las ideas y las creencias.
  • Video: Tienes que pagar por tus deseos: Un excelente recurso sobre cómo estar dispuestos a pagar el precio de aquello que está en el mundo de nuestras ideas y trasladarlo al mundo real.
  • Coaching: En Coaching un principio fundamental es que la persona tiene para sí todas las respuestas a su vida. Entre muchas cosas que se contrastan y se desafían en Coaching, están las creencias limitantes y las percepciones de la realidad. Esto es algo que como Coach lo vivo y lo practico día a día. 

¿Eres consciente de tus creencias y de cómo estas te limitan? ¿Cómo las abordas y sales de ellas?

Feliz semana y un fuerte abrazo, 

Rodrigo Baccaro

    

Cómo lograr un 2019 exitoso

Objetivos, propósitos, planes, sueños, anhelos, metas…¿qué va primero y qué tienen en común todas estas palabras?

Me gusta planificar y también me agrada sentir la emoción de alcanzar o superar los resultados. Hoy esa planificación tiene un componente o herramienta principal que es: Gozar el camino.

Diciembre es un mes donde convergen las metas y los pensamientos de “qué quiero haber alcanzado a diciembre 2019”. Es un mes de agradecimiento, celebración, compartir y reflexionar. Algunos resultados pudieron haberse quedado cortos (objetivos excesivamente ambiciosos por ejemplo) otros quizás fueron superados, enhorabuena.

Alineando y comprendiendo varios conceptos, podremos mejorar e incrementar la probabilidad de conseguir los resultados que deseamos y es por eso que me gustaría explicar y ordenar un poco estas ideas:

  • Propósito: Recientemente escribí sobre “El propósito de lo que hacemos“. Considero que empezar a hacer o construir cualquier cosa sin tener una razón poderosa, un por qué y/o un para qué, es una de las razones principales de por qué las metas se quedan a medio camino. Este propósito contiene nuestros valores y visiones de quién queremos ser en este mundo.
  • Objetivos: Aquí podemos dejar plasmados nuestros anhelos, sueños, realizaciones etc, de corto, mediano y largo plazo. Hay tres claves que creo que son importantes para lograr los objetivos: Sentir que lo que deseamos alcanzar (meta a la que queremos llegar) está plasmado en el objetivo, otra es, la alineación que debe haber entre los objetivos y el propósito de lo que vamos a hacer y por último enfocarnos en todas las áreas de nuestra vida. Una serie de objetivos que estén en sintonía con lo que profundamente deseamos alcanzar en la vida, que están por escrito y bien escritos y que tienen un impacto en el balance de nuestra vida, tendrán mayores probabilidades de ser alcanzados, seguramente superados e impactarán directamente en nuestro bienestar. Hay varias técnicas para escribir bien un objetivo, una es la SMART, que se refiere a que el objetivo tiene que ser escrito de manera Específica, Medible, Alcanzable, Realista, y basado en Tiempo; y me gusta complementarlo con un término que acuñó Jim Collins en su libro Built to Last que un objetivo tambien tiene que ser Grande, Audaz y “Peludo” (BHAG).  
  • Planes: Un plan es el detalle de las cosas que hay que hacer para la ejecución de un proyecto (Larousse, 1994). Aquí es donde van las fechas y las actividades puntuales que habilitan el andamiaje y la construcción de nuestros objetivos. Dada la complejidad o lo retador de un objetivo, la planificación puede ser muy específica al inicio ó construirse progresivamente en la medida que pasa el tiempo (conforme se va obteniendo mas información, ideas, etc). La responsabilidad de la ejecución de este plan es única y exclusivamente nuestra y se logra a través del trabajo duro y la disciplina de ejecutar las actividades en los tiempos establecidos.

Visualizar un diciembre 2019 llegando a todas nuestras metas es alcanzable. Cómo partir de esa imagen y empezar construirla desde hoy, está en nuestras manos y nuestro potencial. 

¿Qué deseas alcanzar para este 2019?

Un abrazo,

Rodrigo Baccaro