¿Cómo estar preparados para una crisis?

¿Cuál es tu estrategia si todo cambia de un día para otro?

Photo by Johannes Plenio from Pexels

Vivir recientemente un episodio extremadamente trágico me ha llevado a reflexionar sobre las distintas formas en las que los seres humanos abordamos y salimos de las crisis. Considero que nunca se está preparado al 100% para una crisis, no obstante, siempre habrá una forma para salir de ella.

La palabra crisis probablemente abrume, sin embargo, creo que es la oportunidad para salir más fuertes y con visiones distintas que nos perfeccionan y nos lleven a ser nuestra mejor versión. Cuando hablamos de crisis, ¿en qué pensamos?: ¿En una crisis financiera? ¿Quedarse sin trabajo?. Sea cual sea la dificultad, considero que la mayor preocupación es el miedo al fracaso y no contar con herramientas para prevenirlas y/o salir de ella.

Todos tenemos la capacidad y las respuestas para salir adelante en nuestras vidas independientemente de las adversidades y las circunstancias, está en nuestra naturaleza y en nuestro ADN.

¿Cuáles son los elementos comunes que tienen todas las crisis?. Comparto algunas reflexiones que he vivido y he descubierto:

  • Lecciones aprendidas: Aprender del pasado. Contamos con un cúmulo de estrategias personales que nos han servido una y otra vez, están ahí a nuestro servicio, la clave es saber identificarlas, saber cómo preguntarle a nuestro pasado y reflexionar sobre esos momentos difíciles que ya vivimos y cómo fue que salimos de ahí.
  • Crear nuestro futuro: Esto significa constantemente soñar eso que tanto anhelamos, pero no dejarlo solo en ideas, hay que traducirlo a un plan, objetivos y tareas y todos los días dar pasos que nos lleven a materializarlo. La belleza de imaginar nuestro futuro es que abre caminos en nuestra mente que quizás hoy están nublados por diversos motivos; atreverse a soñar y cada día luchar por esos anhelos, crea un ciclo de sensaciones de bienestar y de logro que después se convertirá en un hábito.
  • Tener un Plan (o planes): Las alternativas son salvavidas que evitarán el ahogamiento. Deberán estar siempre en sintonía con nuestras visiones del futuro y nuestros valores, saber escogerlas a tiempo será una ayuda que nos permita sortear los obstáculos. El economista y Nobel Harry Markowitz acuñó la frase “El único almuerzo gratis es la diversificación”.
  • Fe: Sea cual sea la situación, todo tiene una razón de ser, “todo pasa por algo”. Es vital tener la conciencia de que hay un Poder Superior a nosotros y que aquello que estemos viviendo por muy tormentoso que sea, tiene un significado en nuestras vidas. A lo largo de los días ese significado se traducirá de mil formas, de manera que simplifique más nuestras vidas y nos permita encontrar la felicidad donde antes no lo había.
  • Resiliencia: Todos tenemos la capacidad de llevar al límite nuestras vidas, cuerpos y mentes . Esto puede suceder de manera voluntaria o involuntaria. Cuando sucede sin que lo pidamos, es importante estar claros que tenemos el talento para encontrar un mejor camino, una mejor solución que nos permita (en algún momento) regresar quizás no al estado inicial, sino a un estado mas fortalecido, más maduro y con mas lecciones y/o estrategias aprendidas.

¿Estás preparado para una crisis? ¿Cómo las has abordado en el pasado?

Un fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

“If you’re not failing, you’re not pushing your limits, and if you’re not pushing your limits, you’re not maximizing your potential” 

― Ray Dalio, Principles: Life and Work