Cuándo hay que dar un giro en la vida y cómo saberlo

Cómo identificar la necesidad de dar un cambio

Mi vida se ha caracterizado por momentos mágicos y especiales donde he tenido que tomar decisiones. Le llamo mágicos porque a pesar de ser una decisión difícil la que tenga que tomar, es la señal que estaba esperando y muchas veces se manifiesta en la paz y el equilibrio que siento o imagino que voy a sentir una vez que la haya tomado. La paz y el equilibrio a su vez se nutren de la sincronía que hay entre mis decisiones y mi Propósito de Vida.

El mundo tan cambiante y complejo de hoy, exige de nosotros la liberación de todo nuestro potencial. Vivir con miedo, frustración y/o ansiedad (por citar ejemplos) van en detrimento de lograr la mayor manifestación del ser humano, especialmente porque roban energías que pueden ser canalizadas hacia ser y hacer lo que nos apasiona, en dos palabras, roban enfoque.

Por lo tanto, ¿cómo encontrar esa luz que nos permita enfocarnos para sentir paz y equilibrar nuestra vida, especialmente en momentos en los que toca tomar decisiones?. El miedo y el desequilibrio se terminan cuando encontramos la respuesta que estábamos buscando, puntualmente aquella que guiará cualquier camino posterior a tomar una decisión. Por lo tanto, la respuesta puede ir en muchas direcciones, sin embargo, hay una que siempre terminará siendo la más especial de todas, buscando en nuestro ser.

Cualquier decisión que nos acerque a aquello que deseamos ser, traerá siempre firmeza, enfoque y sobre todo plenitud. Asimismo, la dosis de coraje es y será un elemento precursor fundamental de cualquier decisión; se requiere una chispa inicial y generalmente el coraje es el detonante de lo que vendrá posteriormente. Con coraje todo cambia, con coraje hay liderazgo, con coraje somos dueños de nuestra vida

Dar giros en el camino es la constante del presente siglo. La incertidumbre está de moda y vino para quedarse, aprender a navegar en ella y seguir disfrutando de la vida se convirtió en el reto fundamental de todo ser humano; los instrumentos básicos para navegar en ese ambiente, que nos permiten dar los giros necesarios para seguir viviendo y sentir que vamos en la dirección correcta, están dentro de nuestro ser.

Finalmente, nunca estuvo más de moda también, confiar en nuestro potencial, confiar en nuestra capacidad de encontrar nuestras propias respuestas y confiar que la vida siempre terminará con un final feliz.

Feliz semana y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. A partir de hoy brindaré siempre una VELA al final de cada post que resuma lo que estuve Viendo, Escuchando, Leyendo y Aprendiendo durante la semana.